Un nuevo paradigma comunicativo: del concepto clásico a la estrategia global

El concepto clásico de comunicación se basa en dar a conocer un producto desde distintas estrategias marcadamente diferenciadas: con publicidad; informativamente a través de los medios de comunicación; impulsando las relaciones públicas, y a través de campañas de marketing. Internet, las herramientas 2.0 y las redes sociales han dejado atrás este planteamiento. Hoy, la comunicación debe pensarse como una estrategia global en la que todo está relacionado con todo: saturación de información, multiplicidad de canales, nuevos agentes comunicativos.

Las posibilidades digitales han impulsado un cambio hacia lo que algunos denominan: “la democratización de la información”. Por un lado, internet como “contenedor” de información parece que tenga una capacidad infinita. Por otro lado, el trabajo profesional del periodista parece que lo pueda hacer cualquier persona. Y no es así. Por ejemplo, para publicar en formato post solo hay que querer hacerlo y tener unas pequeñas nociones para colgar información. Además, las redes sociales han facilitado mucho la capacidad de divulgación. La fuente de la noticia juega un papel muy importante en todo esto. Porque hasta ahora accedíamos a la información a través de los medios de comunicación. Teníamos la garantía de profesionalidad porque detrás había un buen equipo de periodistas. Hoy en la red todo cabe. Y el criterio en la búsqueda de información es más importante que nunca. Informarse en internet a través de plataformas periodísticas es lo que ofrece más garantías y confianza.

Frente a esto, las empresas ya no pueden continuar pensando la comunicación con el concepto clásico. Deben organizarse, incluso más que antes. Los estudios de mercado, la segmentación y el plan de comunicación continúan siendo pilares para hacer una buena estrategia. Esta es la receta para conseguir eficacia con un alto nivel de retorno.

 

 

CAT
CAST
Blog
Redes sociales
Trayectoria
Publicaciones
BLOG